Preguntas y respuestas de la primera fila de Ford: Chris Carrabba en sus raíces de Florida y el regreso del tablero confesionario

Este año, Nosotros y Ford se han unido para brindarte una serie estelar de experiencias íntimas de conciertos, lo que permitirá a unos pocos miles de afortunados fanáticos en cuatro eventos la oportunidad de conocer de cerca a las futuras estrellas de la música. El mes pasado comenzamos en el Belasco Theatre de Los Ángeles con la estrella de R&B Tinashe. Este mes, las leyendas emo Dashboard Confessional encabezan The Fillmore Miami Beach el 29 de agosto. Nos reunimos con el líder y nativo de Florida Chris Carrabba antes del programa para hablar sobre la vida creciendo como un extraño, lo que está en proceso y por qué emo está teniendo un resurgimiento.

Relacionado

La inspiración de Rachel Platten: de The Beatles a Chance The Rapper

Explorar

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Chris Carraba

Confesionario tablero

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Hola Chris, ¿qué tan emocionado estás de tocar este programa con el apoyo de The Mowglis?

Estaban muy emocionados. Es divertido cuando tocas con una banda que amas. Aumenta el disfrute de tu set y el suyo, pero también pasan todo el día juntos y se convierte en un gran espectáculo al final de la noche.

Naciste en Connecticut y te mudaste a Boca Raton a los 16 años. ¿Cambiar de lugar a esa edad y venir a Florida afectó tu relación con la música?

Sí. Connecticut era un lugar difícil de dejar. Mi familia eran vagabundos. Creo que fui a 13 escuelas diferentes entre el jardín de infantes y la graduación. Cuando era un chico de 16 años, estaba enamorado de una chica y tuve que dejarla, así que le peleé. Tomé la guitarra el verano justo antes de que nos fuéramos a Florida. Siempre había sido un inadaptado en la escuela en la vida. En Connecticut no encontré otras personas a las que les encantara esto que descubrí de la misma manera. En ese momento me gustaban bandas como The Cure, hardcore, punk, incluso Run DMC. Pero encontraría a estos otros guitarristas y les gustaba una de dos cosas: Hendrix o The Grateful Dead. Me llevaría años apreciar esas bandas.

¿Encontraste personas de ideas afines en Florida?

Sí. Yo era parte de la cultura del skate. Andar en patineta era una invitación a recibir una paliza cuando lo hacía. Pero era una comunidad inclusiva porque éramos atípicos. Estaba andando en patineta un día y conocí a algunos niños agradables que resultaron ser patinadores. Algunos de ellos eran guitarristas y bateristas en ciernes. Empezamos a tocar en el garaje de alguien, incluso esta tienda de skate nos dejaba tocar allí. Había una pequeña pero vibrante comunidad de inadaptados, un grupo hiperintelectual. Tuve suerte. Eso elevó mi juego.

¿Cómo?

Tengo una discapacidad de aprendizaje y estaba acostumbrado a hacer la menor cantidad de trabajo. Rápidamente me di cuenta de que si quería encajar tendría que desafiar su intelectualismo. Ahí es donde me convertí en escritor. Gran parte de la vida es: ¿cómo encajo y dónde encajo? En tu adolescencia es: ¿Dónde encajo yo? ¿Tus veinte? ¿Cómo hago algo de mí mismo? A partir de entonces es: ¿Cómo no hago daño? Me uní a ese grupo y también a un grupo mayor de músicos experimentados que estaban dando espectáculos. Esta era una comunidad activa. Hicieron una escena musical y yo quería ser parte de ella desesperadamente.

Hay una conexión tan fuerte con tus fans porque la música siempre ha sido un diario para tu outsider-dom. ¿Todavía te sientes así al respecto?

Es mi puerta de entrada a la interacción con el gran mundo, sí. No soy introvertido, pero disfruto desempacando mi experiencia de vida. Mucho de esto está vestido con licencia poética. Las bandas que más me influyeron parecían estar haciendo eso y se convirtieron en mis influencias porque yo también necesitaba hacer eso. Esa necesidad no desaparece.

¿Sientes una catarsis cuando interpretas estas canciones?

No sé si siempre es catártico, pero la misma canción tendrá un significado diferente pero profundo todas las noches. O me siento de cierta manera, o la mayoría de las veces la audiencia trae una sensación que soy capaz de captar. Encuentro eufórico ser absorbido por ese momento en el que están. No es una rutina que esté haciendo allí arriba. Estoy tratando de llegar al nivel más profundo que una canción tiene para dar ese día. Eso es una tarea difícil, pero todo lo que requiere es estar abierto a La influencia T mayúscula, I mayúscula. Eso podría ser algo que ocurrió ese día o semanas antes, o la mentalidad colectiva de la audiencia o la mentalidad de una sola persona.

A mediados de la década de 2000, en la escena en la que existías con Brand New, Say Anything y New Found Glory, entre otros, hubo muchas reacciones negativas hacia el emo. ¿Qué opina de su reevaluación ahora? ¿Era demasiado pronto para su tiempo?

No, fue en el momento exacto. Se hizo popular de una manera rápida y eso la perjudicó. New Found Glory creció en la misma ciudad que yo. No pensábamos que íbamos a estar en la radio. Cuando esas cosas no son una posibilidad, tienes la libertad de concentrarte en objetivos más pequeños. No estaría hablando contigo si alguna vez pensara que voy a ser una estrella de rock. Nos hicimos populares, había bandas que sonaban como nosotros, todo un lote se basaba en lo que hacían las últimas bandas. Lo que se vuelve más popular es lo primero que se ridiculiza. Nunca me gustó el sarcasmo. Me resulta fácil decir cuando algo no es para mí. La música no debería ser para todos. Si es para todos, le falta algo de corazón, pero eso también lo hace tremendamente exitoso. Tuvimos nuestro período, lo saboreamos. Mis propios shows no vacilaron. No tenía menos gente viniendo o menos gente sintiéndose afectada. En mi burbuja no experimenté la reacción violenta que tuvieron algunas bandas. Ha pasado suficiente tiempo ahora que hay un cariño por el original y es visto como lo que fue: un momento en la historia que vuelve a influenciar a la gente, al igual que a mí me influyeron las bandas que se llamaban emo mucho antes que yo.

¿Te ha rejuvenecido eso?

Bueno, sí, Dashboard tiene un nuevo récord en camino. Ha pasado mucho tiempo para llegar al comienzo de hacer un álbum, pero una vez que llegamos allí, fue un diluvio. Se produjo tanta escritura. Tenemos algo especial. Me gusta más mi material antiguo porque se hizo de forma aislada hasta [el álbum de 2006] Dusk And Summer . Eso no significa que no me gusten las otras canciones, pero había una bifurcación en el camino y tomamos la bifurcación equivocada. Este registro se hizo en completo anonimato sin miradas indiscretas. En esencia, se siente como un registro que existiría si hubiera iniciado Dashboard ahora. Si yo fuera ese niño ahora mismo pero con los conocimientos musicales que tengo y con ganas de expresar los sentimientos que siento en este momento.

Video:

Scroll al inicio