Lavar platos con lejía: una opción efectiva y segura.

Lavar los platos es una tarea diaria que todos debemos hacer para mantener nuestros utensilios de cocina limpios y libres de bacterias. Pero, ¿qué pasa cuando queremos asegurarnos de que están completamente desinfectados?

Una opción efectiva y segura es lavar los platos con lejía. La lejía es un desinfectante potente que puede eliminar eficazmente las bacterias y los gérmenes, garantizando una limpieza profunda de tus platos y utensilios de cocina.

En este post, te explicaremos cómo lavar los platos con lejía de manera segura, los beneficios de utilizar este producto y algunos consejos para tener en cuenta. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo mantener tus platos impecables y libres de bacterias!

Bestseller No. 1
Ibili Plato Hondo Blanco 22 CMS, Stainless Steel
  • Plato hondo
  • Diámetro; 22 cm
  • Color; blanco
RebajasBestseller No. 2
Housolution Organizador de Ollas y Sartenes, Extensible Organizador Tapas Ollas 14 Compartimentos Ajustable, Soporte Tapas y Sartenes Cocina, Negro
  • Gran Capacidad: El estante puede contener hasta 13 ollas, tapas y platos. Puede apilar, desplegar o...
  • Intervalo Ajustable: Puede ajustar las tablas de acuerdo con el grosor de las ollas para establecer...
  • Diseño Antideslizante: Las tablas están especialmente diseñadas para tener forma de U, lo que le...
  • Material Duradero: El estante está hecho de material de hierro resistente, que es duradero, no es...
  • Fácil de Montar: Los accesorios que necesita para el montaje están incluidos en el paquete, y solo...
Bestseller No. 3
ASTOTSELL Organizador de armario de cocina [2 unidades], estante de almacenamiento para armario de cocina
  • Paquete económico de 2: para aquellos que quieren ahorrar dinero y aumentar el espacio de...
  • Tamaño ideal: esta estantería de cocina tiene medidas de 20,5P. x 40W x 15H cm, por lo que es...
  • Almacenamiento adicional: este estante de almacenamiento para armario está diseñado para adaptarse...
  • Material duradero: hecho de metal robusto y recubierto de pintura respetuosa con el medio ambiente...
  • Más: nuestro estante de cocina es ideal para su uso en la cocina como estante de platos y también...
Bestseller No. 4
Usar lejía Londres Acondicionador, 250 ml, Plata
  • nourishing acondicionado con pigmentos de color violeta
  • Ayuda a mantener un Ashy Blonde Color y mantener tonos de amarillo
  • Un diario rompedoras acondicionado
  • Fortalecimiento de las proteínas de trigo y hidratante vitamina B5
  • Apto para el uso diario
Bestseller No. 5
Blancoplata - Limpiador General con Lejía - Formato Garrafa 5L
  • ➡️Capaz de combatir las suciedad y la grasa más complicada
  • ➡️El poder de sus tensioactivos limpian sin esfuerzo la suciedad de las superficies
  • ➡️Combate el mal olor
  • ➡️Capaz de eliminar alérgenos no visibles
  • ➡️Alta concentración: excelente rendimiento
Bestseller No. 6
ALGOMAS® Repuesto de motor para plato giratorio de microondas - Compatible con modelos de 220-240V - Entre 5 y 6 vueltas por minuto
  • Solución Económica: Una alternativa costo-efectiva a la compra de un nuevo microondas
  • Rendimiento Óptimo: Velocidad de rotación constante de 5-6 vueltas por minuto, asegurando cocción...
  • Compatibilidad Amplia: Diseñado para adaptarse a la mayoría de los microondas con requisitos de...
  • Durabilidad Asegurada: Fabricado con materiales de alta calidad para una larga vida útil y...
  • Eficiencia Energética: Optimizado para un consumo energético reducido sin comprometer la eficacia
Bestseller No. 7
Whirlpool AVM250 Crisp - Bandeja para microondas
  • Se puede utilizar para microondas con una función nítida, ofrece tiempo y preparación de ahorro...
  • La placa crujiente absorbe y retiene las microondas, calentando de ese modo toda la superficie de la...
  • Al mezclar en placas recubiertas, sólo se recomiendan utensilios de madera o plástico, los objetos...
  • Se puede limpiar con agua caliente y un paño suave y si se necesitan agentes de limpieza para...
Bestseller No. 8
Blancoplata - Limpiador Baños WC sin Lejía con Aroma Cítrico - Formato Garrafa 5 Litros
  • No contiene Lejía
  • Formula antical
  • máximo brillo e higiene a las superficies del baño como grifos, azulejos y suelos
  • Previene la acumulación de cal y la formación de manchas de jabón
  • Agradable perfume a cítricos
Bestseller No. 9
OXO Good Grips - Alfombrilla para fregadero de silicona antideslizante, tamaño pequeño
  • SEGURA: la silicona suave y sin PVC de esta alfombrilla protectora proporciona amortiguamiento para...
  • DISEÑO FUNCIONAL: esta alfombrilla para fregadero está diseñada específicamente para que el aire...
  • VERSÁTIL: el diseño de esta alfombrilla para cocina permite cortar un orificio para adaptarse a la...
  • TAMAÑO IDEAL: el escurreplatos en silicona para el fregadero, de formato pequeño, tiene el tamaño...
  • CONFORME A LA POLITICA DE OXO: Si ha tenido algun problema con su producto, contacte con nosotros...
Bestseller No. 10
mDesign Plato giratorio – Práctico organizador de cocina para frigorífico y armario – También ideal como especiero – transparente
  • ORGANIZACIÓN SENCILLA: Este estante giratorio rota 360 grados y es perfecto para organizar y...
  • FÁCIL DE LIMPIAR: Este organizador para cocina está hecho en plástico por lo que puede ser...
  • MULTIUSOS: Este accesorio de cocina puede ser utilizado como plato giratorio para el frigorífico o...
  • ROBUSTO: El organizador para cocina está hecho en PVC transparente, por lo que es muy resistente y...
  • TAMAÑO COMPACTO: Con unas medidas de 29,2 cm x 29,2 cm x 8,6 cm este estante giratorio es perfecto...

¿Cómo se lavan los platos con lejía?

Para lavar los platos con lejía, es importante seguir algunos pasos para garantizar una correcta desinfección. Lo primero que debes hacer es preparar una solución desinfectante mezclando 240 ml de Clorox® Lejía Triple Acción en 5 litros de agua. Esta lejía es especialmente formulada para desinfectar y eliminar bacterias, virus y hongos.

Una vez que hayas preparado la solución, sumerge los platos y utensilios en ella y déjalos en remojo durante al menos 5 minutos. Esto permitirá que la lejía actúe y elimine cualquier microorganismo presente en la vajilla. Después de este tiempo, enjuaga los objetos con agua limpia y déjalos secar al aire. Es importante asegurarse de que no queden residuos de lejía en los platos, ya que puede ser perjudicial para la salud si se ingiere.

Recuerda que la lejía debe utilizarse con precaución y siguiendo las instrucciones del fabricante. Nunca mezcles la lejía con otros productos de limpieza, ya que esto puede generar gases tóxicos. Además, es recomendable utilizar guantes para proteger las manos durante el proceso de limpieza.

¿Qué es bueno para lavar los platos?

¿Qué es bueno para lavar los platos?

Además del jabón y el agua caliente, existen otros productos que pueden ser útiles para lavar los platos. Uno de ellos es el vinagre blanco, que tiene propiedades desinfectantes y ayuda a eliminar residuos de grasa. Para utilizarlo, simplemente mezcla una parte de vinagre con tres partes de agua caliente y utiliza esta solución para remojar los platos antes de lavarlos.

Otro producto que puede ser eficaz es el bicarbonato de sodio. Este ingrediente tiene propiedades desodorizantes y ayuda a eliminar los olores de los platos. Para utilizarlo, espolvorea un poco de bicarbonato de sodio sobre una esponja húmeda y frota los platos para eliminar los residuos de alimentos y las manchas.

Además de estos productos, es importante tener en cuenta algunos consejos para lavar los platos de manera eficiente. Por ejemplo, es recomendable enjuagar los platos antes de lavarlos para eliminar los restos de comida. También es importante utilizar una esponja o cepillo limpio y cambiarlo regularmente para evitar la acumulación de bacterias. Por último, es recomendable secar los platos al aire libre o con un paño limpio para evitar la formación de manchas.

¿Cómo limpiar y desinfectar los platos?

¿Cómo limpiar y desinfectar los platos?

Para limpiar y desinfectar los platos de manera adecuada, es necesario seguir algunos pasos para garantizar una higiene óptima. Primero, es importante lavar bien los platos con agua caliente y jabón para lavar los platos. Esto ayudará a eliminar la suciedad y los restos de alimentos que puedan estar presentes en la superficie de los platos.

Luego, es necesario enjuagar los platos para eliminar cualquier residuo de jabón. Una vez enjuagados, se puede preparar una solución de agua y blanqueador para desinfectar los platos. Para ello, se puede agregar una cucharada de blanqueador a un litro de agua y sumergir los platos en esta solución durante al menos un minuto.

Después de desinfectar los platos, es importante dejar que se escurran goteando y se sequen al aire. Esto ayudará a eliminar cualquier residuo de agua y completar el proceso de limpieza. Es recomendable evitar secar los platos con un paño, ya que esto puede transferir bacterias y microorganismos a la superficie de los platos.

¿Qué se puede lavar con lejía?

¿Qué se puede lavar con lejía?

La lejía es un producto muy versátil que se puede utilizar para limpiar una amplia variedad de superficies y objetos en el hogar. Uno de los usos más comunes es para la limpieza del inodoro, ya que es capaz de eliminar las manchas y desinfectar este espacio. También se puede utilizar en la cocina, tanto en superficies como en electrodomésticos, para desinfectar y eliminar la grasa acumulada.

Otro uso de la lejía es como blanqueador de juntas, especialmente en baños y cocinas donde suelen acumularse manchas de humedad y moho. Simplemente hay que aplicarla sobre las juntas, dejar actuar y luego frotar suavemente para eliminar las manchas. Además, la lejía puede ser utilizada como quitamanchas para la ropa, especialmente para prendas blancas que han perdido su brillo. Basta con añadir un poco de lejía al ciclo de lavado para eliminar las manchas y devolver el blanco original a las prendas.

Por último, la lejía también puede ser utilizada para desinfectar verduras y frutas. Para ello, se debe diluir una pequeña cantidad de lejía en agua y sumergir los alimentos durante unos minutos. Luego, se deben enjuagar abundantemente con agua para eliminar cualquier residuo de lejía. Este proceso ayuda a eliminar bacterias y otros microorganismos que pueden estar presentes en los alimentos.

Scroll al inicio